Knox y Gilman 1998 bis Migration patterns of children with cancer.

https://docs.google.com/file/d/0B84dmCvXKSseeEdyNE5xcm5uX2c/edit

RESUMEN DEL ARTÍCULO: Knox y Gilman 1998 bis Migration patterns of children with cáncer:

OBJETIVOS:

– Investigar los patrones tempranos de migración de niños que después han desarrollado cáncer.

– Comprobar la hipótesis previa de que algunos cánceres se inician por exposiciones tempranas a tóxicos atmosféricos contaminantes en el foco.

DISEÑO: Cambios en las direcciones de niños muriéndose de cáncer son examinados en relación a los sitios potencialmente peligrosos de varios tipos diferentes. La relativa proximidad de las direcciones de nacimiento de estos sitios son comparados. El planteamiento está basado en la premisa de que la exposición local, efectiva solo a una edad temprana, debe estar preferentemente conectada con una edad temprana.

ESCENARIO Y SUJETOS: Informes de 22.458 niños muriéndose de leucemia u otro cáncer de menos de 16 años en Gran Bretaña de 1953 a 1980: incluyendo 9.224 que se mudaron de casa entre el nacimiento y la defunción. El análisis de migración está basado en las direcciones de nacimiento y defunción, primeramente convertido a códigos postales y después a un mapa de coordenadas. Las localizaciones geográficas de los sitios potencialmente con tóxicos industriales fueron obtenidas a través de un mapa de búsqueda y directorios comerciales.

RESULTADOS: Asimetrías sistemáticas fueron encontradas entre las distancias medidas desde las direcciones de nacimiento y defunción a los focos emisores de  compuestos orgánicos volátiles, o que usan procesos de combustión a gran escala. Los niños se mudaron alejándose de estos focos más que acercándose a ellos. Muchas de las fuentes habían ya sido identificadas como peligrosas usando otros métodos. Hubo también una asociación de nacimiento con áreas de densa ocupación; posiblemente debido a fuentes tóxicas no identificadas en esas áreas. Todas las formas de cáncer están involucradas aunque algunos efluentes estaban asociados preferentemente con tipos específicos.

CONCLUSIONES: Los mayores hallazgos de un estudio anterior, basado en un método diferente e independiente, son confirmados. Las proximidades a varios tipos de focos industriales, alrededor del momento del nacimiento, fueron seguidos de un mayor riesgo del cáncer infantil. Los productos de combustión y los compuestos orgánicos volátiles estaban especialmente implicados. Dentro del límite de 16 años del estudio, el incremento del riesgo no disminuía con la edad. Bajas concentraciones atmosféricas de sustancias carcinogénicas sugieren que las madres actúan como filtros acumulativos y los pasan al feto a través de la placenta o en la leche materna.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CÁNCER INFANTIL POR EFECTO DE LAS INCINERADORAS. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Knox y Gilman 1998 bis Migration patterns of children with cancer.

  1. Pingback: INICIEMOS UN PROYECTO DE RESIDUOS CERO EN MADRID | Fernando Palacios (MedioAmbiente)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s